Wilfreda no entiende por qué la gente no se quiere acercar a su mascota.