Milagros y Betty charlan sobre Wilfreda y su cactus mascota, y descubren que ellas también tienen algo en común con eso.