¿Qué es eso, allá en el prado? ¿Es una roca? ¿Es un ratón? ¡No, es el Centinela!

(música de fondo a consideración del que lea esto)

Así es, señores. ¡Cuidaos, adictos al Macro, pues el Centinela vigila las vastas tierras de Argentum! ¿Cómo que no conocés al Centinela? ¿Cómo que no sabés cómo actuar en su presencia?

A no temer, pues aquí y ahora les ofresco este pequeño informe:

El Centinela,
ese amigo del alma.
(naaaaahhh!!)

-o-

Capítulo 1:
Al pan, pan. Y al vino, gaseosa.

Hermosa era la tarde. Mi Pescador se acercó al muelle de Banderbill para iniciar una lucrativa jornada de pesca, feliz de la vida por el recontrautilísimo Macro de trabajo añadido en la nueva versión de Argentum.

Mas de repente (esaaa, suspenso…), ¡aparece el Centinela!

A no desesperar, pues la función de este BOT es la de mantener un Argentum justo para todos. El Centinela se mueve en busca de Macros inasistidos, así que siempre que mantengamos la calma, el Centinela será más un amigo que una molestia.

Una vez que el Centinela hace su presencia le hablará al que haya venido a visitar. Por lo tanto, si el Centinela aparece y no sabes si te habla a tí, bastará con hacer click en el mismo para ver si es a ti a quien busca.

Si es a ti, solo has de seguir una sencilla instrucción para llevarte re-bien con este misterioso personaje: basta con escribir /CENTINELA, seguido del número que el propio Centinela te informa.

Eso sí, es necesario recalcar algo importante: el Centinela no es un GM y no entablará conversación contigo. Sólo se limita a esperar una respuesta a su propia pregunta, por lo que resulta bastante tonto intentar hablarle, como se ve en el ejemplo:

¡A no confundirse, señores! Al pan, pan… Y al vino, gaseosa.

-o-

Capítulo 2:
El Centinela no se rinde

Un dato importante a tener en cuenta es la actitud del Centinela con respecto a los Macros, para así además tenerlo en cuenta al momento de usar el nuevo sistema de trabajo. Recordemos que el Centinela nos vendrá a visitar si estamos trabajando, PERO también nos visitará si dejamos de trabajar.

¿Cómo es esto? Pues muy simple: si hemos estado trabajando por un rato y apagamos el Macro de trabajo PERO NO MOVEMOS A NUESTRO PERSONAJE, el Centinela vendrá igual.

Existe incluso el rumor de que a menos que desloguiemos y volvamos a entrar, el Centinela tarde o temprano aparecerá para pedirnos la clave. No creo que esto sea tan así, pues entonces podrían llegar a ocurrir situaciones complicadas, como por ejemplo…

¿Ven? :-P No creo que se llegue a ese extremo… Igual, toquen madera…

-o-

Capítulo 3:
La justicia es impasible

Como final para este texto, tal vez más informativo que cómico, es mi deber advertirles que el Centinela es un BOT. Dicho de otra forma, es simplemente un programita con cuerpo y cara, que cumple su misión al pie de la letra e imparte justicia de acuerdo a su programación.

Por ello, la verdadera responsabilidad recae en el jugador. Siempre que sepamos las reglas y obedezcamos las pautas básicas (o sea, no a los Macros inasistidos), el Centinela no será más que una pequeña joya dentro del juego. Claro, a veces puede ocurrir alguna caída de Server, algún bug, alguna otra cosa, pero bueno, en términos generales, todo anda de diez. :-P

Así que, si el Centinela banea a alguno de sus personajes, primero pensemos por qué lo hizo. A veces podemos enojarnos por un error que cometimos y que no pretendíamos conocer. En ese caso, paciencia, el sistema de Soporte está disponible para todo el que tenga motivos para justivicar el un-ban. No se la agarren con el pobre Centinela…

… Al fin y al cabo… ¡es solamente un BOT! :-P