¿Orcos que aparecen en las ciudades para reclutar voluntarios?

¿Licántropos que nos invitan un trago en el bar?

¿Hadas que hacen turismo?

¿Episodios inusuales a lo ancho y largo de Argentum?

¡Esto es obra de los encargados de mantener esa pizca de rol en Argentum OnLine! Pero a pesar de todo lo hermoso en crear y ser parte de Eventos, Ambientaciones y hasta Quests, todo este tema tiene además un lado oscuro, ya que hoy vamos a hablar de…

El RoleMaster, esa raza despreciada
(un relato para llorar… Preparen los pañuelos)

Desde que empecé a ejercer como RoleMaster he tenido la dicha y desdicha de enfrentarme a Argentum desde otra perspectiva. Ser RM representa tomar un papel fundamental en el desarrollo del día a día de Argentum, y no sólo a base de Quests y Eventos, sino mediante debates y toma de decisiones con el resto del equipo de RM.

Pero voy a enfocarme en lo que el jugador promedio ve dentro del juego, y eso que ve es un PJ disfrazado de algo, pretendiendo ser un personaje, y tratando de invitarnos a rolear. Es muy importante comenzar diciendo que los RoleMasters, a pesar de sus habilidades especiales, no son GameMaster, y en base a eso mucha gente comete confusiones de identidad que podrían ser fácilmente evitadas.

Los invito, pues, a observar algunos actos de total injusticia hacia esos pobres, pobres, pobres RoleMasters…

-o-

Capítulo 1:
Apreciar el esfuerzo

Tanto en Eventos como Quests, una de las principales dificultades del RM es atraer la atención de los jugadores para darle vida a una historia. Los RMs usualmente planean de antemano las líneas generales que seguirá un Evento, y siempre habrán planeado una Quest, así sea una pequeña, con muchas semanas de anticipación, de tal forma que sea expuesta en un Foro especial, revisada, sujeta a opinión y sugerencias de parte de otros RoleMasters, y finalmente aceptada y puesta a disposición de cualquier RM que desee interpretarla.

Considerando todo lo que se tarda en planear una Quest, resulta muy frustrante que los pobres RMs se terminen enfrentando a esto:

Así que, la próxima vez que vean a un curioso personaje pidiendo socorro, no estaría de más acercarse a escuchar lo que tiene que decir, por lo menos.

-o-

Capítulo 2:
No somos RMs, somos personajes

Bien, hemos conseguido atraer gente para interpretar nuestro papel. A continuación el RM olvidará su propia personalidad para adentrarse en el papel que se ha propuesto desarrollar. Dentro del juego, y más estrictamente dentro del Evento o Quest, el RoleMaster pasa a ser todo tipo de personaje: un Enano que perdió su piquete de minero, una damisela que necesita escolta para viajar a Ullathorpe, un Hada que aparece en Lindos para una visita turística, etc, etc. El RM llega incluso a cambiar su Descripción, para que todo el mundo pueda ver quién es (en ficción) el personaje que está pidiendo ayuda.

Sin embargo, durante la ejecución de las interpretaciones nunca falta alguno con el hechizo adecuado para descubrir quién se esconde realmente tras esa máscara de píxeles, y una vez descubierta la verdadera identidad del RM… bueno… como que se pierde algo, ¿no?

Se está considerando imprementar que los RMs no puedan ser afectados con hechizos, de modo que siempre permaneceran “de ingógnico” tras un nombre y personalidad falsos, a los fines de mantener el papel y que la gente no desvirtúe mucho mientras se desarrolla el Evento.

Sin embargo, es mi deber como RoleMaster y como Buen Jugador (eeessaaaa…) el hacer la petición a todos ustedes: ¡no arruinen la magia de un Evento! ¡Mantengan a los RoleMasters ocultos tras sus nombres falsos y personalidades inventadas! ¡Denle al Rol una oportunidad! Y todo eso…

-o-

Capítulo 3:
Errare Rolum Master Est

Los RoleMasters también somos humanos. No esperen que seamos perfectos BOTS generadores de Eventos y Quests. Tras ese personaje pixeleado se halla una persona de carne y hueso que está dando el 100% de su capacidad mental para mantenerse en personaje, leer las reacciones de todos, asegurarse de que el EventoP/Quest sigue por buen camino, comunicarse simultáneamente con otros compañeros RM para verificar otros estados, y un sinfín de cosas más.

Por todo esto, cometer errores es lo más común del mundo, y si bien los errores pueden resultar bochornosos mientras se está interpretando un papel, no hace falta que venga cualquiera a intensificarlo:

¡Vamos, gente! Depende de ustedes darle una mano al RM en tales situaciones. Frases roleras para subsanar la herida son siempre bienvenidas, y las mismas sirven para intensificar el efecto Rol. Meter la pata y salir del error Roleando no es para cualquiera. ;-)

-o-

Capítulo 4:
Zapatero a su zapato

En tiempos anteriores, los RoleMasters no existían. Los Eventos y Quests eran realizados por los mismos GameMasters. Sin embargo, al notar que no podían con todo, se creó la rama de RoleMasters para que se dedicaran exclusivamente a todo lo que sea Rol, desde las consultas de Rol (con el comando /ROL, para los más dormidos lo sepan) hasta la planificación y ejecución de Eventos y Quests.

Es prudente hacer notar que los RoleMasters, al no ser GameMasters, NO ESTÁN AUTORIZADOS a responder llamados de GM ni Denuncias, y por eso es muy triste cuando uno se encuentra con cosas como esta…

¡No son pavadas, amigo! ¡Los RoleMaster estamos PRECISAMENTE para aportar ese granito de Rol al Argentum!

Así que ya lo saben, muchachos… Hay gente dentro del juego que está todos los días pensando en nuevas formas de evitarles la monotonía de entrenar…

… ¿Por qué no aprovechar ese esfuerzo que aportan? ;-)

Así que… ¡¡A rolear!! =D