Mientras algunos disfrutan de un helado, otros siguen jugando a las cartas.