Los niños están desvelados y propensos a hacer una estupidez.