Esto fue hecho allá cuando todavía estábamos esperando Mighty No.9. Qué tiempos, aquellos…